ASOT 650 (Jaarbeurs. Utrecht - Holanda)
(15 de Febrero de 2014)



Parece que Alda Events y Armin van Buuren están más que decididos a ocupar el hueco que dejó ID&T hace unos años cuando decidieron poner fin a Trance Energy en Utrecht como evento exclusivo de trance y convertirlo en un festival mainstream.

La fórmula funciona con Tomorrowland, pero en Holanda ya han acabado con varios festivales. Innercitty pasó a mejor vida, Energy (heredero de TE) siguió su camino y sus fiestas Sensation Black acabaron desapareciendo por completo. Ahora, tras la venta de la empresa a la americana SFX, la apuesta parece definitiva.
Hace 4 años que Armin van Buuren celebró el programa número 500 de su radio show, A State of Trance, con un evento que no sólo tuvo gran acogida entre el público holandés, sino que, desde entonces, año tras año, se ha ido extendiendo a varios lugares del planeta, desde Rusia a Chile pasando por Miami.
El año pasado, Madrid fue la ciudad elegida para la retransmisión en directo del programa número 600 que culminó con la sesión en Florida Park, un pequeño previo para abrir boca a la gira.

Para la edición 650, abandona la que ha sido su base durante 3 ediciones en el espacio de exposiciones Brabantallen, en Den Bosch, Eindhoven, y la expedición desembarca con toda su artillería en Utrecht, volviendo a llenar de trance la ciudad.

Regresamos al Jaarbeurs tras varios años de desconexión como el hijo que vuelve a casa por Navidad. Ilusión contenida y algo de escepticismo, las copias normalmente tienen carencias, las comparaciones son odiosas pero inevitables y, tras haber asistido a 6 festivales en este mismo espacio, somos unos de los más indicados para encontrarlas.
La primera impresión es la que cuenta, Cosmic Gate abarrotan un Mainstage desde un escenario repleto de LEDS.
El dúo se gusta alternando muchas de sus producciones como “So get up”, “Exploration Space” o “Be your sound”, coreado al unísono, con clásicos que han marcado historia. Momento destacado para Tiësto “Flight 643”.

Tras el set de los germanos, aterrizamos en la Who’s afraid o 138, zona reservada para los ritmos más contundentes y que, tras el éxito de la edición de ASOT600, repite fórmula. Agradable sorpresa al descubrir un nuevo espacio del Jaarbeurs de dimensiones y disposición casi idéntica a la Mainstage. El festival crece y gana enteros.
Últimos compases de Jordan Suckley, uno de los más esperados de la noche. 138 bpms se le quedan en música clásica, remata su set con Bjorn Akesson “Perfect Blue” (Allan Morrow Remix), para dar paso a Sean Tyas, una constante en Utrecht.

Si con Cosmic Gate costaba desplazarse, a las 0.45 el terreno es más que impracticable a la espera de que Armin aparezca en escena. Es el momento de que el comandante de la nave deje su espacio detrás de los micros de la nave nodriza para pisar con fuerza la cabina de la Main. Será su segundo set tras el warm up que ha realizado a las 20h para un público reducido y su posterior aparición en la Who’s afraid of 138.

Descafeinado, temas demasiado mascados, aunque resultón para un gran festival. Momento de locura cuando rompe “Ping Pong” y comienza a estallar la pirotecnia. Parece que su coqueteo con el EDM que se vislumbraba hace un año en su visita a Madrid sigue presente, aunque lo combina con muchas melodías: Dart Rayne & Yura Moonlight & Sara Lynn “Silhouette” (Allen & Envy Remix) que llenan la hora y 15 minutos que está en escena. Clásicos como los incombustibles “Serinity” o “Shivers” y no tan clásicos como “Empire of Hearts”.

Es el turno de New World Punx, parada obligada, no hemos podido ver juntos a Markus Schulz y Ferry Corsten aún. Sempiternos, están consiguiendo hacerse un hueco y crear su identidad formando equipo. Enérgicos y divertidos en cabina, contagian a la pista y todo fluye más fácil. Abren con el hit que los presentaba como formación “Romper”, algo más comerciales en algunos puntos con el remix de Capital Cities “Safe & Sound” y plagada de guiños al pasado que nos hacen revivir grandes momentos como el inolvidable “Silence”, “Grindhouse” (KhoMha Vs. New World Punx Bootleg) o “Traffic” (Twoloud Remix), para decir adiós con “Loops & Tings” vs. “Made of Love” (New World Punx Mashup), sólo por esto ha merecido la pena el viaje.

El comandante vuelve a tomar los mandos, esta vez de la nave de apoyo, una de las sesiones más esperadas. Los luminosos dibujan Who’s Afraid 138 Stage FULL. Armin se ha calzado un brazalete en su brazo derecho que registra todos sus movimientos en cabina, seguro que en breve nos sorprenderá con alguna novedad tecnológica...
Ahora sí, nos recuerda a ese DJ de principios del siglo XXI que tanto nos encandilaba. Inicio con “Comunication Part.3.” Le imprime ritmo a la sesión y esta vez no defrauda Push Vs Globe “Tranceformation”, “Adagio for Strings” (James Dymond rework) son algunas de las perlas que sonarán.

Tras hora y cuarto le cede los mandos a Bryan Kearney. Enérgico, no da tregua, remixes y producciones propias copan su set, sin olvidar las melodías John O'Callaghan feat. Audrey Gallagher “Big Sky” (Adam Ellis remix), ni los guiños al pasado, sin duda uno de los momentos más descontrolados de la noche cuando se intuyen los acordes de Vengaboys “Kiss” (Airscape remix). Para acabar su intervención con Aly & Fila & Jwaydan vs. The Doppler Effect vs. John O'Callaghan “Beauty Hides In The Sunlight”.
Otro año más, el cierre lleva el sello de Aly & Fila, que este año han reclutado como compañero de cabina a John O'Callaghan, B2B. Duelo de cabezas rapadas que, tras la sesión de Kearney, se queda sin fuelle. Aún resuena en nuestras cabezas el set de Yoji Biomehanika que ponía fin al Trance Energy de 2005... Paul van Dyk feat. Plumb “I Don't Deserve You” (John O'Callaghan remix) o “Beautiful Things” (Fady & Mina 2014 rework), con su guitarreo marcan la línea de la actuación. Intuimos el final cuando suena la voz de Sue McLaren en el Aly & Fila feat. Sue Mclaren “Where To Now”.

No queda tiempo para más, el comandante de la nave se aparece una vez más para dar la despedida mientras suenan los acordes de un último tema Y-Traxx “Mystery Land” antes de que se apaguen los graves en nuestros oídos y sólo quede hueco para el ruido ensordecedor que caracteriza al final de todo festival en Jaarbeurs, miles de vasos de plástico estrujados bajo los pies del pasaje que abandona la nave hasta una nueva edición. Próximo destino, Santiago de Chile.



Texto y fotografía: Roberto Piniella



12345



 

Cultura Rave, 2002-2007. Todos los derechos reservados.
Contacto  |  Añadir a Favoritos  |  Página de Inicio  |  Versión anterior de la web
Web optimizada para una resolución mínima de 1024 x 768.