Tomorrowland 2012 (Boom - Bélgica)
(27 de Julio de 2013)



No hay dos sin tres, y como nuestra selección de fútbol tras el tercer título consecutivo, nosotros no queremos ser menos y decidimos regresar una vez más a la zona recreativa DeSchorre en Boom, Bélgica para disfrutar del que se ha convertido en festival indispensable del verano, Tomorrowland.

Más que asentado, ha estado en boca de todos a lo largo del año, Aftermovie de 2011 con un número de visitas desorbitado y evento de moda entre los más profanos de la electrónica. Buena promoción o decadencia de la fiesta, cada uno tiene su opinión, lo que está claro es que ID&T ha vuelto a dar con la tecla y, cuando Sensation va perdiendo fuelle en sus lineups, Tomorrowland se ha convertido sin duda en su festival de referencia, donde vuelcan presupuesto y esfuerzos, tanto a nivel de producción, como en promoción y line up.

El 1 de enero lanzaban el primer nombre en forma de video felicitación de Año Nuevo. David Guetta se ha convertido en el cabeza de cartel indispensable del festival, mueve masas y un año más no podía faltar. Desde este momento los nombres se suceden hasta completar un cartel que se antoja interminable, con una Main Stage plagada de cabezas de cartel con discursos musicales más facilones pero que, al final es lo que mueve masas. Fatboy Slim, Steve Aoki, Swedish House Mafia, Bloody Beetroots, Hardwell, Aviicii… a partir de ahí otras 13 zonas acogen cada uno de los 3 días a lo más granado de la electrónica mundial. Con esta foto inicial y las entradas vendidas en menos de 1 hora tras un gran colapso en la red, enfados y caras largas, se presenta una nueva edición que promete ser, cuanto menos muy poblada.

Viernes – 27 de julio - fase de clasificación.

Tres días se hacen largos y es mejor entrar con mucho tiento en los primeros compases del festival. Demasiados cabezas de cartel y demasiadas coincidencias como para acertar en la elección.
Aoki hace su primera aparición en el festival, será el encargado del cierre en la ceremonia de clausura. No llegamos a tiempo para verle de corto en el Dim Mak Fight club, pero si para el debut el Yahel y los primeros compases de Talamasca en la B2b, psy trance quizás un inicio demasiado explosivo para abrir boca.

También se nos escapa John Digweed dentro del Carl Cox & Friends Stage segunda mainstage al aire libre del festival, gran perdida en nuestro recorrido, el inglés nunca nos deja indiferentes. Tras él, Marco Carola algo más eléctrico que en anteriores ocasiones, culmina su set de manera sublime justo cuando la lluvia hace acto de presencia dando paso a Cristian Varela que, junto a Marco Bailey nos ayuda a capear el temporal con su techno milimétrico y vivo. Aprovechamos para ascender a las alturas en la enorme noria que capitanea el festival, desde donde podemos admirar la inmensidad de un evento que no para de crecer, aunque no le queda mucho más espacio por ocupar.

Tras unos minutos a resguardo nos dirigimos a Café D’ambers, Joris Voorn pupilo de Carl Cox, es una de nuestras cuentas pendientes. Tech house serio, ordenado y con una contundencia especial, apuesta segura y candidato al título de mejor del artista de este año en tierras belgas.

Atravesamos bosques y lagos y nos plantamos en la mainstage para disfrutar del excéntrico Norman Cook. La temática de este año convierte el escenario en una balda de esas librerías antiguas con tomos llenos de polvo y roídos por el paso de los años. Al caer la luz del día se torna un tanto apagada y falta del brillo que otros años ha caracterizado el montaje. En el centro, sobre la cabeza del DJ, un gran eBook pasa sus hojas electrónicas con diversas proyecciones y presenta al de Brighton que coge carrerilla durante hora y media, aunque no llega a engancharnos lo suficiente y finaliza su set, tras un repaso a su discografía y bootlegs pegadizos, pidiendo el cambio.

Es el turno de Aviicii, momento cumbre en el que moverse por la pista se antoja una quimera, hits a discreción, apertura con la intro que da vida a una de las series más vistas de la televisión, C.S.I. Aviicii vs The Who - Fade into the Darkness y una pista a reventar que no permite prácticamente moverse, no acaban de engancharnos. Recorremos la banda hasta llegar a Kne'Deep stage donde la salmantina Fatima Hadji despliegas sus armas de mujer. Escala en la Above & Beyond Group Therapy Stage para ver parte del set de Gabriel&Dresden encargados del cierre y que, tras su paso el año pasado por el festival, nos vuelven a enganchar con sus melodías y vocales que, aunque algo más sucias que en sus versiones riginales, no dejan de sorprendernos. Instrumental del Ocenlab - On a good day, Remezcla de The killers - Mr. Brightside.

Retornamos al Mainstage entrado el tiempo de descuento para el cierre de la jornada. The Bloody Beetroots DJ set serán los encargados de cerrar el capítulo de hoy y como no podía ser de otra forma, contundentes como de costumbre eligen su Warp 1.9, esta vez sin la voz de Aoki, para delirio de la afición.

El eBook se cierra hasta la mañana siguiente, conseguimos el pase a la siguiente fase aunque con parte del equipo titular algo mermada.

Sábado – 28 de julio – Semifinales

Con el 11 de gala volvemos a pisar el terreno de juego, con autoridad y decisión. El objetivo es claro, llegar a la gran final del domingo con opciones de victoria. El line up del día no lo pone nada fácil y promete ser una carrera de obstáculos.

Aterrizamos directamente en el Mainsatage para disfrutar de la luz del sol con Hardwell, fijo en la cabina de Boom siempre da juego y cumple con creces con las expectativas. Arranca con una remezcla más para el Somebody that I use to Know de Gotye que está siendo sin duda el tema de este segundo semestre del 2012, lo mismo vale para un roto que para un descosido… momento estelar con el SHM - What are you waiting for y alegato a naciones unidas con un recorrido por parte del MC por todas las banderas que poblaban el terreno de juego y coreado el himno remezlcado Alphaville - Forever Young.

Dejamos de lado el electro más comercial para echar la vista atrás con MIKE e Yves de Ruyter en la I Love 90’s, el año pasado ocupaba uno de los mainstages pero este año se desplazaba a la carpa contigua. Espectáculo asegurado, Comander Tom o Age of Love nos hace vibrar como la primera vez que escuchamos sus acordes allá por finales del los 90.

Nuestro lado más trancero nos hace quedarnos cerca, Paul van Dyk recorre el mundo presentando su nuevo disco de artista, Evolution y para ello cuenta con una zona para él solo como ya ocurriera el año pasado. Porter Robinson da paso a los inconfundibles acordes de Marco V que permanece incombustible año tras año. Fiel a su estilo tira de su amplia discografía, con Marco V - Solid Sounds de su albun In Charge y continua con el que el triunfador de esta edición Gotye feat. Kimbra - Somebody That I Used To Know (Tiësto Remix). Acercándose el momento de su relevo nos deja como perla el Delerium feat. Sarah McLachlan - Silence en su versión Acappella, nunca nos cansaremos de escucharlo.

Es el turno del capitán que salta al terreno de juego con su ya habitual sonrisa y repartiendo contundencia. Múltiples tracks que le han encumbrado en lo más alto de la electrónica y se han convertido en auténticos himnos, For an Angel, Time of Our lives o los no tan antiguos, New Yoirk City o Home se mezclan con las nuevas producciones de su Evolution con cuyo show ya ha recorrido medio mundo. Fuegos artificiales en todo lo alto para el cierre del alemán.

Tras su paso por Rock in Rio Madrid y el buen sabor de boca que nos dejaron, decidimos terminar la jornada con Sweedish House Mafia, en la que será una de sus últimas actuaciones como formación. Bastones luminosos de colores se reparten entre los más de 50.000 aficionados y que desgarran sus gargantas con su Save the world para despedir una larga jornada.
No se puede estar en todas partes, y nos perdemos algunos de los nombres importantes del día… Ferry Corsten, el DJ Set de Pendulum, Johan Gielen y su set remember en la I love 90’s, apuesta segura o el cotizado Skrillex son algunos de los damnificados.

Domingo – 29 de julio – Gran final y ceremonia de clausura

Las entradas para la gran final fueron las primeras en agotarse y eso se nota al llegar al parking. Hemos reservados fuerzas y nos instalamos desde primera hora en la main stage, Nicky Romero es el encargado de meternos en faena, el discurso es parecido al de sus predecesores en días anteriores, electro house resultón y comercial que se ha adueñado de la zona más importante del festival y permite a la promotora cubrir las necesidades de todo tipo de público.

Tras visitar las zonas relax, spa, sillón de masajes y camas para reponer fuerzas, parada en la zona Q-Dance siempre impresionante y con su escenario más industrial que nunca, nos preparamos para la actuación estrella. Es el día del gran capitán, se ha convertido en titular indiscutible en el 11 inicial del festival. David Guetta, DJ nº1 del mundo según la revista DJ Mag, irrumpe en el escenario como cada año con cara de asombro, da la bienvenida utilizando las video proyecciones y comienza su set, descafeinado y más que escuchado, David Guetta feat. Sia - Titanium, David Guetta feat. Snoop Dog Sweat, no acaba de engancharnos como en otras ocasiones, quizás sea hora de cambiar de registro. La noche comienza a caer y la lluvia hace acto de presencia, si a esto sumamos un “supuesto” corte de luz que tiene la música parada durante varios minutos, no hacen falta muchos más motivos para cambiar de tercio.

Mientras el francés intenta distraer a los asistentes grabando videos y alzando las manos a un lado a otro a lo que todo el mundo responde generosamente, la producción entretiene con pirotecnia hasta que la música comienza de nuevo ya con nuestra atención trasladada a la carpa Tranceaddict, segundo año que la web regenta una zona fiel a las melodías más pegadizas. John O’Callaghan descarga su energía junto al Orjan Nielsen, mejor productor que DJ, John O'Callaghan feat. Sarah Howells - Find Yourself coreado pero preferimos guardar energías para la tanda de penaltis.

Tras el pitido final la ceremonia de clausura corre de la mano de Steve Aoki, en su segunda aparición en el festival en este 2012 será el encargado de poner el punto final una edición marcada por los records y donde la meteorología parece que cada año respeta más. La salida a faenar con la barca y los tartazos de rigor dan paso a un interminable espectáculo de pirotecnia que nos advierte que todo termina. El gran libro relata su prologo emplazándonos para la edición 2013 que ya tiene fecha para 26, 27 y 28 de julio, antes de cerrarse por completo.

No hay vencedores ni vencidos, sin sorpresas que destacar, el ganador es el mismo de siempre, el festival que sobrevive a la marea humana revitalizado por la publicidad y el boca boca de las redes sociales, sólo el primer día, el aftermovie del 2012 ya ha tenido 2 millones de visualizaciones, buen síntoma para preparar la competición venidera.



Texto y fotografía: Roberto Piniella



12345678910



 

Cultura Rave, 2002-2007. Todos los derechos reservados.
Contacto  |  Añadir a Favoritos  |  Página de Inicio  |  Versión anterior de la web
Web optimizada para una resolución mínima de 1024 x 768.