Rock in Río Madrid 2012
(06 de Julio de 2012)



Rock in Río Madrid, el único festival del mundo con entradas en reventa más baratas que en venta anticipada y taquillas, cierra su tercera edición en Madrid con la paupérrima cifra de 173.000 asistentes, 50.000 menos que hace dos años y muy lejos de los números del vecino Portugal. Jugando a las 7 diferencias, me ha resultado sencillo encontrarlas respecto a nuestro compañero de península: Bruce Springsteen, Stevie Wonder, Bryan Adams, Maroon 5, Metallica, The Offspring y la última y no menos importante… 61€ por jornada. No hace fatal demasiada agudeza visual…

Roberto Medina, después de hacer “recortes” en artistas, “tijeretazos” en escenarios y días de festival -desaparece el escenario Sunset y un día de festival- y manteniendo los precios en 69€ utiliza el “comodín crisis”, siempre tan socorrido, para justificar el fracaso y apunta a la “acomodada clase empresarial española” como culpables, poniendo en duda la celebración del festival en 2014.

Dia 1. El origen de las especies.
Tras comprobar cómo la zona Radical se ha convertido en zona infantil -castillo hinchable incluido-, que en la explanada del escenario Sunset se podía jugar al fútbol7 y echar en falta a algunos patrocinadores (realmente sólo echamos en falta uno: Control) nos agarramos al clavo ardiendo de la electrónica durante buena parte de la primera jornada. 2manyDJs y Hernán Cattaneo fueron el mayor atractivo de nuestro particular Oasis. Como si de una partida de ajedrez se tratase nos hubiese gustado ver un “enroque” de los artistas y haber disfrutado en primer lugar del elegante set del argentino para entregar el testigo a la contundencia y desenfreno de los hermanos Dewaele, porque en la electrónica el orden de los factores sí altera el producto y escuchar los ritmos profundos y atmosféricos de Cattaneo después del “Out of Space” de Prodigy es una auténtica “marcha atrás”.

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”… Luciano ha llevado a rajatabla esta teoría, el chileno es el más fiel ejemplo de adaptación al cambio. Se ha posicionado en lo más alto cambiando su discurso musical por uno “para todos los públicos”. El capo de Cadenza, embarcado en un viaje sin retorno hacia el mainstream, firmó el cierre del escenario mundo con temas como “She drives me crazy”, “Octagonal” o el refrito “Somebody that I used to know” de Gotye.

Día 2. Gato por libre.
La segunda jornada de festival estuvo marcada, o mejor dicho “mellada” por la ausencia de Rihanna. Carl Cox tuvo la difícil tarea de sustituir a la estrella del pop, misión a la postre imposible, pues no le quedan tan bien las trasparencias como a ella.

Tras la previsible sesión del escocés Calvin Harris, Carl Cox tomó las riendas del escenario mundo descargando sin tregua su fuerza y saber hacer en cabina. Muchos de los allí presentes, se pensaban que “música electrónica” era un módulo de FP, pero el “sustituto” no se dejó influir por el entorno y nos presentó una sesión de muchos kilates.

La Swedish House Mafia ha demostrado durante cuatro años que el todo es mayor que la suma de sus partes, sobre todo cuando las partes se juntaban en un estudio. La formación compuesta por Axwell, Steve Angello y Sebastian Ingrosso (auténtico Dream Team) dirá definitivamente adiós el próximo 24 de noviembre. Los suecos fueron el broche de oro y brillantes de la noche, presentándonos muchos de los éxitos fruto de esta sinergia: “Miami 2 Ibiza”, “One”, “Save the World”, “Greyhound”, “Antidote”… ¡que nos quiten lo bailao!

Día 3. Pásame la botella.
Camarón que se duerme se lo lleva la corriente. En el tercer día de festival nos encontramos con una gran número de “camarones” dormidos -al menos musicalmente hablando- que arrastrados por una fuerte corriente populachera nos obligaron a escuchar en un bucle sin fin temas como “We found love” de la ausente Rihanna, “Without you” de David Guetta, “Sexy and I know it” de LMFAO o “Levels” de Avicii, como si hubiésemos comprado fichas para montar en los coches de choque toda la noche.
Como si de un país tercermundista se tratase, la noche dibujó grandes desigualdades, mientras la pobreza musical más extrema se adueñó del Escenario Mundo, los auténticos “jeques” de la electrónica (Marzenit, Cristian Varela, Paco Osuna…) nos descubrieron auténticos tesoros musicales.

Pete Tong, Martin Solvieg, David Guetta y Erick Morillo sirvieron de alfombra roja al mayor criminal musical de todos los tiempos: Pitbull. Asesino en serie, arma de destrucción masiva, convierte en ceniza todo lo que remezcla igual que hacía la Nada arrasando Fantasía en “La Historia Interminable”. Speaker de verbena, se limitó a hacer girar sin criterio ni cordura temas como “I know you want me”, “Danza Kuduro”, “Pásame la botella” o “Ai eu se te pego” firmando la mayor aberración musical que jamás hayamos visto. ¿Veredicto? Cadena perpetua. Ya tú sabes…

Tras el magnicidio, Afrojack -actual pareja de Paris Hilton- nos devolvió la sonrisa con una sesión cuanto menos divertida y correcta, cargada de remixes y acapellas. “Take over control”, “Can't stop me”, “No beef”… comercial pero respetable propuesta. Chapeaú por el holandés.

Día 4. Cuando el gato está ausente, los ratones se divierten
7 de julio San Fermín. Si en Pamplona el toro es el protagonista, en la última entrega de Rock in Río 2012 el ratón fue la estrella. Deadmau5 dejó en casa su mau5head “Cheese Head” -diseño ganador del Creative Invite “Design for deadmau5″- y se presentó con su cabeza de LEDs. Un juguetito de ciencia ficción con una pequeña cámara a la altura de la barbilla que transmite las imágenes en tiempo real a unas gafas en el interior del melón… o por lo menos esta es la película que nos han vendido. Sea cual fuere el funcionamiento, el resultado es espectacular y sumado a la “ratonera” LEDs en 3D -video juego incluido- inventaron un futurista show visual que nos invitó a buscar a Tron sobre el escenario.

El canadiense fue el titular de portada del último capítulo del festival, como cabritilla que tira para el monte y acompañado de su vocalista Sofi le pegó una patada a la radio fórmula y apostó por música marca de la casa: “Aural Psynapse”, “Arguru”, “The Veldt”, “Hi Friend”, “Brazil”, “Strobe”, “Rise your weapon”, “Ghosts n Stuff”, “Some Chords”, “Sofi Needs A Ladder”...

La amenaza de Roberto de Medina al más puro estilo Sheldon Adelson de lo celebrar Rock in Río Madrid 2014 si no cambia la política empresarial española creo que no le quita el sueño a nadie y mucho menos si tenemos en cuenta que en diciembre se acaba el mundo…



Texto: Juan Antonio Díaz. Fotografía: Juan Antonio Díaz y Roberto Piniella



12345



 

Cultura Rave, 2002-2007. Todos los derechos reservados.
Contacto  |  Añadir a Favoritos  |  Página de Inicio  |  Versión anterior de la web
Web optimizada para una resolución mínima de 1024 x 768.