Space of Sound Festival 2012
(01 de Enero de 2012)



Año 2012, las predicciones de los antiguos Mayas nos avocan a un fin precipitado y presagian que no habrá nueva edición del festival. FSM apuesta por el cambio y no hace caso a falsos augurios. Para esta nueva edición el emplazamiento elegido no es su hogar habitual, el Madrid Arena alberga al Circo del sol y la macro producción electrónica se desplaza a la Caja Mágica. Tras un intento fallido en años anteriores, esta vez sí nos abre sus puertas, el tenis o el baloncesto ceden paso a la electrónica.

Otro año más sin concierto ni saltos de esquí. Desde antes de las 17h los aledaños del recinto son un auténtico hervidero y es difícil abrirse paso entre la gente que abarrota parques y aparcamientos. El festival retrasaba su hora de apertura desde las 12h a las 14h aunque con algunos problemas técnicos no conseguía arrancar hasta pasado el almuerzo de Año Nuevo, hay que respetar las tradiciones. Aunque el cambio más relevante era su hora de cierre, año tras año se ha venido alargando hasta que oficialmente ya marca su final a las 6h del segundo día del nuevo año.

Despistados por la nueva ubicación y la maraña de escaleras intentamos buscar nuestro espacio entre las cuatro zonas, 3 grandes pirámides mayas, una reproducción de Tikal en Madrid en forma de estadios y una zona intermedia que alojará el ropero y la zona nacional. Nuestra primera parada nos lleva hasta el estadio 2, nos encaramamos por sus escaleras para llegar a la grada, Dubfire tiene la pista completamente abarrotada, a su merced, situación que perdura durante todas las actuaciones del día, capitaneadas por Sven Väth y su sello Cocoon, fiel al festival y ya confirmado para Klubbers Day 2012.

Deambulamos por los fríos pasillos para llegar al estadio gemelo, pasamos de la grada a la cancha para comenzar nuestro calentamiento. El estadio 2 es el más versátil, no tan poblado como su hermano, pero mantiene la pista a medio gas. Los sonidos nacionales de Henry Saiz dejan paso a Zombie Nation, sesión bastante animada que llega a su apogeo con su tema más reconocido y tarareado en cualquier pista de baile Zombie Nation - Kernkraft 400.

El recinto es un laberinto de escaleras, pasillos y puertas que comunican con habitaciones y recintos que pasan a ser improvisados urinarios para los más impacientes. Punto mejorable pero que supera con creces a los inundados aseos del Madrid Arena.

La zona principal del festival se ubica en el estadio más grande del recinto, la intro está prevista para el inicio de la sesión de Brian Cross pero la pista está a medio gas. El catalán, productor internacional más que reconocido fuera de nuestras fronteras, mezcla los temas más comerciales con algunas melodías tranceras, preludio de las 3 horas de sesión que Armin van Buuren desplegará en unos minutos. Suena el David Guetta feat. Sia - Titanium mientras los mensajes de de Brian Loves You se suceden en las grandes pantallas de LEDs que cubren todo el fondo de la pista. Con algo de retraso se apagan las luces, para dar la bienvenida al festival y al ex número 1 del mundo. Suena la melodía del nuevo himno de Coldplay - Paradise y todo el despliegue de performance, trapecistas e iluminación se pone en funcionamiento. Una gran estructura de círculos concéntricos se desplaza arriba y abajo en el centro del recinto inclinándose cada uno sobre su propio eje, casi llegando a tocar al público que ahora sí, abarrota la zona.

Armin entra en escena aclamado por seguidores fieles que copan las primeras filas ataviados con sus mejores galas, camisetas y carteles ponen la nota freak del festival, el holandés la calidad. Sesión de casi 3 horas con mucho vocal y rework que supera con creces las expectativas. The Killers - Mr. Brightside en la versión de Marco V del 2011, melodía inconfundible en los acodes del Armin van Buuren - Zocalo, gran guiño a los himnos del trance con el Delirium - Silence (W&W & Jonas Stenmberg remix) y el John O\'Callaghan vs. Armin van Buuren feat. Sharon Den Adel - Raw Deal vs. In & Out Of Love, que casi nunca falta en sus sesiones de largo metraje.

Entre medias escapamos a la zona Nacional donde DJ Nano hace las delicias de los asistentes, rodeado por su séquito. Micro en mano, maneja la pista a su antojo mientras Javi Reina y JP Candela no dejan de animar. Sin duda la nota más divertida del festival, la figura del DJ, en esencia nació para divertir y eso Nano lo hace como nadie, con razón el sello Universal acaba de apostar por él para grabar un nuevo trabajo, sin duda se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. No podía faltar el tema que le abandera sesión tras sesión y que ya es casi el cierre oficial de su producción Oro Viejo, Wesley - Lover Why. Regresamos a la main cuando la otra mitad de Superlush DJs toma el testigo.

Tras Armin van Buuren es el turno de Paul Ritch, su inicio no es demasiado acertado, bajo de revoluciones y con problemas de ecualización, hace que retumbe todo el estadio y nos desplaza en busca de alternativas. Era el turno de Zombie Kids.

Teníamos ganas de ver al dúo que últimamente causa sensación allá donde van, fueron los protagonistas del MTv Day y no faltan en casi ningún evento de la capital. Sus ritmos electrosos, algo “sucios” por momentos nos parecen lo más adecuado para las altas horas de la madrugada. Pista y gradas abarrotadas para una sesión poco innovadora que no nos sorprende. Sesión “facilota” con bastantes carencias técnicas que no parecen impactar en el abarrotado Estadio. Temas de los suecos de moda Sweedish House Mafia - Safe the World coreada, o Antidote, forman su repertorio. Sin sorpresas, cuentan con el beneplácito de la mayoría y eso siempre es respetable.

Las fuerzas flaquean, decidimos expirar nuestro último aliento con Ricardo Villalobos, bajo de revoluciones y descontrolado en cabina, llega a necesitar la ayuda de su compañera Cassy para hilar un tema con otro y poder cerrar el festival a la hora marcada, el Möet que se derrama por el backstage hace que pase inadvertido, sin pena ni gloria.

Con los primeros rayos de sol asomando comienza nuestra retirada, otro partido ganado a la primera fiesta del año, de momento no puede con nosotros.
No sabemos si 2013 traerá nuevos artistas o nuevas ubicaciones pero el 2012 se ha iniciado por todo lo alto, Space of Ssound Festival sigue siendo una apuesta segura que no defrauda.



Texto y fotografía: Roberto Piniella



1234



 

Cultura Rave, 2002-2007. Todos los derechos reservados.
Contacto  |  Añadir a Favoritos  |  Página de Inicio  |  Versión anterior de la web
Web optimizada para una resolución mínima de 1024 x 768.