Musicland Festival 2012 - Madrid
(27 de Abril de 2012)



No hay parto sin dolor y el alumbramiento de Musicland no ha sido una excepción. Desde la primera ecografía allá por finales de enero ya dejó ver que no sería un niño fácil.

El anuncio de un cartel explosivo fue para algunos demasiado bonito para ser cierto. Carl Cox, John Digweed, Bloody Beetroots o Pendulum fueron algunos de los confirmados para el 28 de abril mientras que el 27 Vetusta Morla o Violadores del Verso eran cabeza de cartel.

La primera complicación en forma de cambio de ubicación. Del inicialmente anunciado Recinto Ferial de Arganda del Rey a la flamante Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano. Para unos un cambio acertado, para los más escépticos, el primer síntoma de debilidad.

Nuevas inclusiones en el cartel refuerzan las expectativas pero el traslado al viernes de Pendulum por un problema de agenda vuelve a hacer saltar las alarmas. Cabeza de cartel de electrónica metido con calzador entre un público más indie o hiphopero.

Pero los problemas de verdad no llegarían hasta una semana antes del parto cuando las contracciones son evidentes. Ya lo dice el refrán, en abril aguas mil y el refranero español es demasiado sabio. Los más precavidos no tenían su entrada ante esta posibilidad y la organización relanza la oferta con 2x1 el día antes de la apertura de puertas.

Con un alumbramiento el viernes 27 más que complicado, el sábado parecía presagiarse conflictivo, más predicción de lluvia y 2 de las 4 zonas casi anegadas por el barro. Marco Carola y Umek iniciaban sus sets casi en solitario y con el cielo encapotado.

A pesar de ello la respuesta es más que aceptable. Tras una tarde de lluvia a eso de las 18.00 Carl Cox irrumpe en escena y como si de un milagro se tratara, el cielo se abre dejando pasar los rayos que cambian capuchas por gafas ahumadas. El bebe enseña su primera sonrisa. Bits frescos para una tarde de sábado que nos trasladan al parking de Space Ibiza un Openning cualquiera.

Con un sonido más que logrado, el campo principal de entrenamiento de los vallecanos se inunda de techno en todos sus rincones, a pesar de su amplitud, no falta la presión y nitidez en toda su extensión. Testigo para Technasia más contundente y acelerado pero fino en las mezclas. Momento para refrigerios y letrinas improvisadas, punto de mejora para la educación del crío.

El plato fuerte estaba al caer, Digweed es sin duda un delicado y metódico cirujano tras la mesa de mezclas, sus temas convertidos en solo uno, envuelven el PAU para que nadie se capaz de parar, hipnosis en estado puro que nos obligan a repetir en cada sesión del inglés de manera incondicional, no hace falta la epidural.

La recta final se espera frenética, la única zona cubierta del festival será testigo del DJ Set de 2ManyDjs, bootlegs y remixes, hacen que nuestros pies vuelen sobre el fango y se vuelvan a hundir a cada salto, terreno pantanoso sorteado con habilidad.

El cierre es para otra formación que deja de lado su directo para ponerse tras la mesa, Bloody Beetroots! Ya con la lluvia haciendo acto de presencia, los dos enmascarados bordan con contundencia un alumbramiento que parecía que nunca iba a llegar pero que ha traído un niño sano y con mucha energía.

Esperemos poder verle crecer vigoroso. La capital pide a gritos un festival al aire libre y, si el tiempo acompaña, Musicland puede ser el elegido.

Como dijo Indira Gandhi: "El mundo exige resultados. No le cuentes a otros tus dolores del parto. Muéstrales al niño"



Texto: Roberto Piniella






 

Cultura Rave, 2002-2007. Todos los derechos reservados.
Contacto  |  Añadir a Favoritos  |  Página de Inicio  |  Versión anterior de la web
Web optimizada para una resolución mínima de 1024 x 768.