Paul van Dyk aterriza de nuevo en Danzoo
(25 de Marzo de 2011)



Danzoo sigue siendo la sesión de referencia de los viernes en la capital y como la nueva cocina, apuesta cada vez más por la variedad y fusión de sabores y texturas...

Tras la visita frustrada en diciembre, culpa del paro de controladores "fuera de control" que colapsó el espacio aéreo español y obligó a miles de personas a cambiar o cancelar sus vuelos, Paul van Dyk no se salvó de la quema y cancelaba su actuación pocas horas antes de la apertura de puertas de la sala, dejando a cientos de fieles con la entrada en la mano y la miel en los labios (cortados por el frio). Promesa de la promotora, finalmente la fecha fue trasladada al pasado 25 de marzo.

Tercera visita a la sala y nueva vuelta de tuerca a su set, esta vez con un código de barras más trancero, sin perder de vista la contundencia que caracteriza al alemán que no da descanso en los 180 minutos que está detrás de los CDJ y teclados. Eso sí, dejando de lado aquellos ritmos “electrosos y maximeros” que le acompañaron en su primera visita y que tan indigestos se hacen en ocasiones.

A nadie se le escapa que no es conocido como el más amable ni receptivo con sus seguidores, cuando nació tuvo que elegir entre creatividad y simpatía, y resulta obvio lo que eligió... Se nota cuando se encuentra cómodo y está claro que en Danzoo lo estaba. Sonrisa "Corega" continua, guiños de complicidad con el público y entrega torera, le acompañan lo largo de toda su sesión.

Siempre fiel -o atado- a su repertorio, nunca se olvida de sus grandes clásicos, factor común de sus sesiones que le han hecho único y que se han convertido en auténticos himnos de un estilo poco aceptado en España pero con sus seguidores fieles que llenaron la sala pero sin llegar a notarse agobio alguno. Son pocos pero se mueven mucho...

No faltan “For an Angel” o “Nothing but you” pero esta vez remezclados, dejando de lado su sonido original y con un lavado de cara adaptado a los nuevos tiempos, no olvidemos que son tracks en el caso de “For an Angel”, incluido en su primer trabajo de autor 45 RPM, grandes reservas con más de 12 años de barrica... ¡renovarse o morir!

Alterna incunables como Cosmic Gate “Fire Wire” o Faithless “Insomnia”, con sus producciones más recientes que salen de su potente Apple desde hace más de un año y se dejan escuchar en casi todas sus sesiones, pero que son imprescindibles para su público, “Home”, “Time of our Lives”, “Let go” o “New York City” con el que alcanza el punto álgido de su set. Sin llegar a ser empalagoso pero con algún guiño más comercial incluye Martin Solveig ft. Dragonette “Hello”, tema divertido, en la versión de Michael Woods.

A diferencia de las ocasionaos anteriores que pasó sin pena ni gloria, esta vez su sesión dejará huella, la sala acompaña, el sonido es casi perfecto y la animación, con performances iluminados, llegaron a crear un clima inmejorable. Sin duda este será el set de referencia para futuras visitas del teutón. Ha dejado el listón muy alto.

Muy atentos a la programación del mes de mayo, que como la NBA, está cargada de estrellas. Cristian Varela o Laurent Garnier forman parte del quinteto titular...



Texto: Roberto Piniella






 

Cultura Rave, 2002-2007. Todos los derechos reservados.
Contacto  |  Añadir a Favoritos  |  Página de Inicio  |  Versión anterior de la web
Web optimizada para una resolución mínima de 1024 x 768.