Ismael Rivas
(06 de Noviembre de 2008)



Vamos a empezar con lo más reciente, tu marcha de Space of Sound tras 11 años en cabina, ¿qué te ha motivado a dejar la sesión?

Pues hombre, la motivación principal ha sido el poder crecer. Poder crecer fuera de una marca que tiene sus pros y tiene sus contras. ¿Los pros? que yo mismo puedo tomar decisiones sin tener que depender de nadie ¿y los contras? pues que dejo de estar respaldado por un grupo y por una marca como es FSM Group. La motivación principal ha sido esa, poder crecer como artista, poder hacer mi propia andadura, poder tomar decisiones, decir a esto que sí y decir a esto que no, poder hacer un poquito campaña de marketing con mi imagen, apostar un poco por mi imagen. Esa ha sido la motivación principal.

Habrá sido una decisión muy difícil después de tantos años.

Ha sido demasiado difícil. Demasiado difícil porque era una cosa que llevaba mucho tiempo pensando, pero nunca me había atrevido a dar el paso. Pero es como todo, si finalmente no das el paso, en tu vida sabrás que hubiera pasado por dar el paso o no darlo. Si no das el paso, al final te quedas ahí y luego al final nadie se acuerda de ti. Entonces, prefiero haber dado el paso y que el futuro depare lo que tenga que venir, a haberme quedado ahí y preguntarme con 50 años qué hubiese pasado si me hubiese ido. Pero bueno, eso es lo que quiero comprobar por mi mismo ¿qué es lo que va a pasar?

¿Cómo son tus domingos ahora?

Los domingos son un poco raros al principio. Porque después de tiempo estando en Space, sobre todo en estos últimos años que ha cambiado tanto el horario, hemos tenido varios horarios, al principio que fue hace 4 o 5 años, todavía estábamos abriendo a las 8 de la mañana, luego pasamos a abrir a las 10.00, luego a las 12.00, luego a las 16.00, luego a las 14.00, luego volvimos a abrir otra vez a las 12.00. Hemos variado mucho el horario dependiendo de la política. Ahora al no tener que hacer nada los domingos, la verdad es que por una parte me viene muy bien, porque vengo de los bolos y voy a mi casita directamente, me ducho, me echo un ratito, me voy por ahí a La Latina a tomarme una caña… y por otro lado a veces me siento raro porque me digo “coño, si tengo toda la tarde para mi”, veo que tengo toda la tarde para mi y no sé en qué emplearla. Pero bueno, de momento muy bien, porque tengo mucho más tiempo para estar con mi familia, con mi novia, con mi casa y poder disfrutar un poquito más de los domingos, que hacía once años que no los disfrutaba.

En once años ¿cuál ha sido la mejor época que has vivido en Space?

Para ser franco, la mejor época en mi opinión es cuando estuvimos Álvaro y yo, los dos solos como residentes, sin duda. Yo creo que esa ha sido la mejor y creo que coincide la mayoría del público en remarcarla igualmente como la mejor época de Space. Yo creo que dos discjockeys en cabina es lo perfecto, porque si no ya se mezclan demasiado los estilos. Sobre todo ya en esta última época, porque ya hay tanta música y tantos estilos ahí revueltos que o tienes muy clara la sesión o se te va de las manos. Yo creo que dos personas en una cabina, bien compenetrados, sin pisarse, es lo perfecto. Como fue en aquella época.

¿Te gusta la línea musical por la que ha apostado Space en los últimos meses?

La línea musical… te puedo decir que incluso mi línea musical no me gustaba. Debido a todo ese cambio, debido a que hay tanta música y todo está tan fusionado que es muy difícil mantenerse íntegro a la hora de elegir tu música, es difícil poner un estilo que sea fiel reflejo de la música que has estado poniendo en los últimos años, por lo menos en mi caso. Es difícil que la música continúe así, porque como la música cambia tanto y los estilos cambian tanto, todo el mundo pone ahora de todo. Ahora vas a una sesión de techno y te encuentras a deejays de techno de toda la vida poniendo house, pues es muy difícil mantener una misma línea. Yo la línea musical la respeto, porque la música es algo universal y que todo el mundo puede decidir sobre ella, te puede gustar o no te puede gustar, pero yo particularmente trataba de tirar por otra línea más mía, más de Space de toda la vida, no más comercial… no llamarla comercial, más como dicen ahora “de domingo por la tarde”. Yo intentaba mantenerme fiel a mi estilo y poner la música que tenía que poner. No cierne a las corrientes estas que están viniendo, el mareo musical que hay ahora.

Fuimos testigos de tu última sesión en Space, que si no me equivoco fue el día de Oscar de Rivera, ¿cómo viviste la despedida?

La despedida fue tremenda. Yo no me imaginaba que iba a ser así, la verdad, porque tampoco pensé que la gente se iba a enterar tanto, porque eso lo hablamos un día y decidimos que ése día fuese finalmente el último día, luego me llevé la grata sorpresa de que estaba anunciado en la web, por lo tanto la gente se empezó a enterar un poquito más. Todo el público que ha compartido muchas sesiones conmigo a lo largo de todos estos años, había mucha gente que no veía hace mucho tiempo, había mucha gente de los medios, de las páginas webs, de los foros y sobre todo había mucha gente muy mayor que ya no salía mucho y que estaban allí. Chus y Ceballos se portaron muy bien, porque en principio iban a cerrar ellos y finalmente me dejaron cerrar a mí, Oscar igual. Fue muy emotivo, no puede contenerme sin que se me escapase alguna lagrimilla.

Supongo que fue muy especial el momento pancarta…

Fue increíble. Subieron con las pancartas a la cabina para que les firmase lo que fuera ése último día, me preguntaron si había grabado la sesión, para mi la verdad es que fue demasiado emotivo. Han sido muchos años, once años en Space, y la verdad es que estuvo muy bien. Para qué vamos a mentirnos, la verdad es que yo creo que me merecía una despedida así, porque son muchas cosas las que he vivido allí.

Acaba una etapa y empieza otra. Ahora formas parte del equipo Factomanía.

Yo ya llevaba embarcado en Factomanía bastante tiempo, no como discjockey porque por políticas de empresa yo pertenecía a otra empresa, pero ahora, mi relación con Factomanía es total, porque mi booking lo lleva la manager de Wally que es la que se encarga del booking de todos los artistas de Factomanía, tengo una marca importante que me respalda. Uno de los motivos que me ayudó a tomar la decisión de abandonar Space fue este, tener una marca detrás que me respalde, no es lo mismo irte de una sala -por no decir la mejor de España- con una mano delante y otra mano detrás, a irte de esa sala a otra marca que no es tan potente en cuanto a sala, porque no lo es, pero sí es muy potente en cuanto a sellos discográficos españoles, en cuanto a agencia de discjockeys y en cuanto a infraestructura, como puedes ver. No me voy a la aventura ni a la locura, me voy con un poco de camino andado. Aunque no es lo mismo estar en un sitio con una marca detrás que se ocupa de todo lo tuyo, que ahora, que estoy yo solo y me tengo que encargar de infinidad de cosas, que jamás se me hubiese ocurrido preocuparme por ellas.




1
2
3
4
 

Cultura Rave, 2002-2007. Todos los derechos reservados.
Contacto  |  Añadir a Favoritos  |  Página de Inicio  |  Versión anterior de la web
Web optimizada para una resolución mínima de 1024 x 768.